Noticias

Soldados bielorrusos echaron del país a punta de pistola a refugiados de Medio Oriente: “Se van a Polonia o Ucrania”

0
()
image_pdfimage_print

En medio de la crisis desatada por la invasión de Putin, los migrantes que llegaron desde Medio Oriente quedaron atrapados. A diferencia de los ucranianos, no son bien recibidos en territorio polaco y la otra opción es un país en guerra

Las fuerzas armadas bielorrusas están echando a los refugiados y solicitantes de asilo de Medio Oriente que quedaron atrapados en el país después de que se les prometiera el paso a países de la Union Europea: los han obligado a cruzar la frontera hacia la Ucrania devastada por la guerra, según el testimonio de personas en los campamentos bielorrusos.

El 5 de marzo, un grupo de soldados bielorrusos ordenó a decenas de refugiados atrapados durante meses en un campamento improvisado en Bruzgi, un pueblo de Bielorrusia a menos de una milla de la frontera con Polonia, que abandonaran el edificio a punta de pistola y les dieron dos opciones: cruzar la frontera con Polonia, donde los guardias ya les han hecho retroceder, o entrar en Ucrania, dijo uno de ellos.

“Un grupo de siete agentes de la guardia fronteriza que nunca antes habíamos visto entró en el edificio”, dijo un hombre que llegó a Bielorrusia el otoño pasado, y cuyo nombre y nacionalidad no pueden revelarse por razones de seguridad.

Los refugiados de Medio Oriente no son bien recibidos ni en Polonia ni en Bielorrusia, de donde lo han echado (EuropaPress/Contacto/Viktor Tolochko)
Los refugiados de Medio Oriente no son bien recibidos ni en Polonia ni en Bielorrusia, de donde lo han echado (EuropaPress/Contacto/Viktor Tolochko)

“Llevaban ropa militar y, por primera vez, entraron en el campamento con armas, nos golpearon y nos dijeron que teníamos dos opciones: cruzar a Polonia o ir a Ucrania”.

El ultimo otoño, la UE acusó al líder de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, de provocar deliberadamente una crisis de refugiados en su frontera oriental al organizar el movimiento de personas de Medio Oriente a Minsk y prometerles un paso seguro al bloque. La medida fue vista como una represalia por las sanciones que Bruselas impuso a su régimen después de su represión contra la sociedad civil y los opositores políticos.

Te interesa:   Bolsonaro anuncia un acuerdo con Rusia para importar gasoil a bajo costo y poder bajar aún más los precios

En noviembre, las autoridades bielorrusas escoltaron a miles de personas a la frontera polaca en una escalada de la crisis. Los testigos le dijeron al diario inglés, The Guardian, cómo las tropas bielorrusas habían reunido grupos de hasta 50 personas y cortado el alambre de púas con cizallas para permitirles cruzar. Cientos lograron evadir a la policía polaca escondiéndose en los bosques, pero otros fueron capturados y empujados violentamente de regreso a Bielorrusia.

A medida que las temperaturas caían, las autoridades comenzaron a trasladar a aquellos que no podían cruzar la frontera hacia Polonia a un depósito aduanero gigante, convertido en un dormitorio, en Bruzgi.

Un migrante en el centro de transporte y logística de Bruzgi, donde se encuentran alojados en Bielorrusia (REUTERS/Maxim Shemetov/Archivo)Un migrante en el centro de transporte y logística de Bruzgi, donde se encuentran alojados en Bielorrusia (REUTERS/Maxim Shemetov/Archivo)

Más de miles de ellos han pasado casi cuatro meses ahí, durmiendo y conviviendo entre estanterías industriales, donde la gente construía catres improvisados con tablones de madera y cajas de cartón. Diez días después de la invasión de Vladimir Putin a Ucrania, que cuenta con el respaldo de Bielorrusia, se dio la orden de vaciar el campamento. El hombre explicó que ese día, los soldados bielorrusos comenzaron a inspeccionar “cada centímetro del campamento”, ingresando a cada tienda y reuniendo a la gente para comunicar las nuevas directivas.

“Todos se preguntaban cuál sería nuestro futuro”, dijo. “Somos gente pacífica. Hay familias con niños. ¿Qué quieren estos hombres armados de nosotros? En ese momento, el grupo militar informó que habían recibido la orden de desalojar el dormitorio. “Nos hicieron sentar en el suelo”, explicó el hombre, “y el oficial volvió a preguntar a la gente si querían ir a Polonia o Ucrania. Polonia o Ucrania. Esta es la nueva forma de contrabando de personas para los bielorrusos”.

FOTO DE ARCHIVO: Personas frente a una fábrica de zapatos destruida tras un ataque con misiles, en medio de la invasión rusa, en Dnipro, Ucrania, el 12 de marzo,  2022. REUTERS/Mykola Synelnikov
FOTO DE ARCHIVO: Personas frente a una fábrica de zapatos destruida tras un ataque con misiles, en medio de la invasión rusa, en Dnipro, Ucrania, el 12 de marzo, 2022. REUTERS/Mykola Synelnikov

A pesar de la llegada de más de un millón de ucranianos desplazados a Polonia, las organizaciones benéficas enfocadas en refugiados en el país no han dejado de apoyar a las personas que cruzaron la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Anna Alboth, de Minority Rights Group, y una de las cofundadoras de Grupa Granica, una red polaca de ONG que monitorean la situación en la frontera, dijo que últimamente notaron un aumento en los solicitantes de asilo que cruzan de Bielorrusia a Polonia, lo que corrobora los testimonios. de inmigrantes a los que se les ordena abandonar el campamento en Bielorrusia.

Te interesa:   Cayó líder criminal vinculado a un grupo de secuestradores en Oaxaca

“Los guardias fronterizos polacos todavía los empujan de regreso a Bielorrusia todos los días”, dijo. “Incluso ayer, estuvimos en contacto con una familia siria de 10, incluidos algunos niños. Desafortunadamente, no logramos ayudarlos con comida y ropa, porque ya los habían mandando devuelta a Bielorrusia”.

Las organizaciones caritativas temen que los solicitantes de asilo vuelvan a ser utilizados como armas, lo que abre una nueva crisis en la frontera nororiental de Polonia que corre el riesgo de provocar un caos político y logístico sin precedentes en un país que lucha por hacer frente a la migración masiva de ucranianos que huyen de la guerra.¿Qué pasa si los bielorrusos esta vez los empujan no a Lituania o Polonia, sino a… Ucrania?” dijo Alboth.

El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, se reúne con el dictador bielorruso Alexander Lukashenko, su principal aliado regional en la guerra contra Ucrania (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin via REUTERS)El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, se reúne con el dictador bielorruso Alexander Lukashenko, su principal aliado regional en la guerra contra Ucrania (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin via REUTERS)

“A los bielorrusos no les importa la vida de esas personas, esto ya lo sabemos desde agosto pasado. Los bielorrusos ya estaban provocando a los refugiados en la frontera en otoño, grabando videos de odio para difundir propaganda contra la inmigración en Polonia y en Europa. Esos fueron videos que pusieron muy mal a todos los inmigrantes y representantes de diferentes minorías en el lado bielorruso. ¿Qué pasaría si los mantuvieran en Bruzgi desde noviembre, porque sabían que podían usarlos?

Lukashenko, el actual presidente de Bielorrusia, se ha vuelto más cercano a Putin en los últimos meses lo que causó el posicionamiento de tropas rusas en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania antes de la invasión del mes pasado. En una entrevista reciente con The Guardian, la líder de la oposición bielorrusa exiliada, Sviatlana Tsikhanouskaya, dijo que cree que, después de la invasión de Ucrania por las tropas rusas, Lukashenko ha cedido el control de su país al Kremlin. “Estamos tratando de persuadir a las tropas bielorrusas para que no participen”, dijo Tsikhanouskaya. “Nos estamos comunicando con las madres de los soldados, tratando de persuadirlos de que no dejen que sus hijos vayan a esta guerra”.

Te interesa:   El plan de la UE para el gas: termostatos a 19 grados en los edificios públicos, incentivos y pacto entre estados, con la oposición de Orban

Algunos de los inmigrantes a los que se les pidió que fueran a Ucrania inicialmente temían que los soldados bielorrusos quisieran ofrecerles la oportunidad de luchar junto a los rusos, una oferta que la esposa de un solicitante de asilo atrapado en Bruzgi dijo que todos habrían rechazado. Putin dio luz verde a lo que, según él, serían hasta 16.000 voluntarios de Medio Oriente desplegados junto a los rebeldes respaldados por Rusia que luchan en Ucrania, mientras la invasión de dos semanas luchaba por mantener el impulso. El ejército de Siria ha comenzado a reclutar tropas de sus propias filas para luchar junto a las fuerzas rusas en Ucrania, prometiendo pagos de 3000 dólares al mes, hasta 50 veces el salario mensual de un soldado sirio.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

abc noticias
www.abcnoticias.net es periodismo independiente
https://www.abcnoticias.net

Deja un comentario